Autor Tema: Por qué es un buen momento para comprar coches a gas, GLP y GNC?  (Leído 58 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Admin

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Mensajes: 22
  • Karma: +1/-0
    • Ver Perfil
    • Email
Cada vez son más los compradores que, ante la persecución que está viviendo el diésel , buscan alternativas que ofrezcan un coste por kilómetro bajo.
Recordamos que las restricciones no afectarán a los diésel más modernos, y el aumento de los impuestos no repercutirá tanto ni acabará con las ventajas que aportan los diésel para aquellos que recorran muchos kilómetros, decenas de miles de kilómetros al año, las ventas de los diésel se han desplomado, y actualmente suponen un 36,9% de las matriculaciones en España. Dicho lo cual, analicemos por qué es un buen momento para comprar coches a gas, GLP y GNC, y por qué son una gran alternativa al diésel.

Cada vez hay más oferta de coches a gas y mayores ventajas
Los combustibles alternativos reciben la etiqueta ECO de Tráfico. Esto ya supone un paquete importante de ventajas, como la de recibir un tratamiento ventajoso en las grandes ciudades (en Madrid reciben una reducción del 50% en los parquímetros del SER, en la zona azul y verde), o no estar restringidos al tráfico en ciertos episodios de alta contaminación.

Este panorama, y la mejora de la oferta de coches a gas, hacen que este sea el mejor momento para adquirir un coche a GLP o GNC. Si hasta hace poco la oferta era relativamente reducida, y el cliente en muchos casos tenía que encargar una transformación, las marcas de coches disponen de una oferta cada vez mayor de vehículos equipados de fábrica con sistemas GLP y GNC. También están incentivando la introducción de esta tecnología ofreciéndola en algunos casos sin un coste añadido con respecto a la gasolina tradicional, como sucede en el caso de SEAT



Las ventajas y los inconvenientes de los coches a gas
Tanto los coches de gas natural (GNC), como los coches de gas licuado del petróleo (GLP), tienen como ventaja el hecho de ofrecer un coste por kilómetro muy bajo. SEAT, por ejemplo, habla de un ahorro con el GNC de hasta un 30% en comparación con sus diésel equivalentes. FIAT habla de un ahorro del 50% en sus GLP con respecto a la gasolina. Los coches a gas pueden funcionar tanto con gasolina, como con el combustible alternativo para el que fueron diseñados, de ahí que también los conozcamos como coches bifuel. El problema está en que para obtener la mayor rentabilidad de ellos deberíamos intentar utilizar siempre, o casi siempre, el combustible alternativo.

Al disponer de dos depósitos, los coches bifuel pueden recorrer grandes distancias sin necesidad de parar a repostar, con autonomías que a menudo superan los 1.000 kilómetros. Pero el coste de circular con gasolina, en vez del combustible alternativo, se dispara.



Aquí nos encontramos otro problema, y quizás la razón que nos debería llevar a escoger un combustible alternativo u otro. No todas las gasolineras disponen de surtidores de combustibles alternativos, aunque sí es cierto que hay muchas con surtidores de GLP, cubriendo todas las provincias y ciudades españolas. En España hay más de 700 gasolineras en la que se puede repostar GLP. En cuanto a GNC, en cambio, apenas hay medio centenar de estaciones de servicio en España, si bien es cierto se espera que ese número se duplique en el próximo año. De manera que, mientras los coches a GLP son una opción recomendable, al menos en cualquier ciudad española, solo recomendaríamos el GNC a aquellos que dispongan de una estación de servicio en la que repostar en su ciudad, cerca de casa.

 

Sitemap 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12